País

Pais

Chile, ubicado en América del Sur, aún conserva lugares vírgenes y puros, dotado de una geografía de contrastes, desde el  Desierto de Atacama, el más árido del mundo, en el Norte, hasta la Patagonia y Antártica, con su magia de hielos eternos, por el Sur. El Este, acariciado por el Océano Pacífico, da pie a su zona terrestre, que acaba en la Cordillera de Los Andes, la más joven de los grandes cordones montañosos mundiales. Es precisamente entre sus altas cumbres donde se encuentra el Glaciar Peteroa, que nos procura su ancestral, prístina, virgen y noble agua mineral.

Origen

Ubicado en el grupo volcánico, Planchon-Peteroa, a 4.084 msnm, el Glaciar Peteroa descansa en la ladera del Volcán de su mismo nombre, unión de los vocablos mapuches “puthen” (quemarse) y “roa” (ramas).

Nuestra agua curativa, de terroir ancestral, fluye desde el Glaciar en recorrido por su natural acuífero, protegida por sus paredes de rocas impermeables, conservando su pureza, transparencia, origen y vida.  En su camino presionado, emerge de forma espontánea al manantial artesiano, donde se inicia el proceso de cosecha.

Historia

Al fin del mundo, en Chile, país de paisajes contrastantes, podemos apreciar la belleza indómita del complejo volcánico Planchon-Peteroa.  Al este de Curicó, Valle del Maule, bordeando la frontera, el complejo se despliega a lo largo de 130 km².  Ya desde la carretera se divisan sus perfiles alargados y sus planchones de rocas, cubiertos, en gran medida, por impresionantes y maravillosos GLACIARES, el origen de nuestra noble, suave y prístina agua.  

Pasando la encantadora Laguna Teno, nos acercamos a los imponentes cráteres del volcán Peteroa, una fiera indómita que se yergue con sus majestuosos 4.084m.  Con las piedras de sus laderas, extremadamente porosas de andesit y de basalto, los gigantes exigen tributo de quien quiera acceder a sus fuentes virginales.  Mismos tributos que recibieron de los pueblos ancestrales, quienes vieron en estas aguas su nobleza, misticidad y pureza, razón por la cual eran consideradas sagradas y medicinales, instalándola de forma esencial, junto a la Araucaria, en sus ritos de vida y agradecimiento a sus Dioses.

Lo que sabemos es que están allí hace miles de años, incluso desde antes que el ser humano llegara a estos confines del planeta. Sorprende pensar que son restos relictos, algo así como fenómenos naturales que sobreviven al paso de los tiempos, en este caso, relictos de la última glaciación, cuando buena parte del Cono Sur de Sudamérica estaba cubierta con hielos.

9.500 años de viaje subterráneo desde el GLACIAR PETEROA, hasta el Valle del Maule, filtran naturalmente esta exquisita y única agua de Manantial Artesiano, a través de grietas y capas de rocas minerales, a cuyos pies es cosechada para el beneficio de quienes puedan sentir su magia, suavidad, pureza y sabor.


Nosotros

Familia

Somos una empresa familiar, con más de cuatro generaciones, dedicada a la viticultura y fruticultura.  Nuestra pasión por la tierra y su generosa capacidad de prorcionarnos sus beneficiosos e innumerables recursos naturales, han sido el pilar fundamental para el desarrollo de nuestra producción, con especial cuidado en cada detalle, lo que se refleja al degustar cada uno de ellos. 

Nuestro objetivo es continuar traspasando nuestra pasión, esta vez compartiendo con el mundo, la suave, pura e inmaculada agua mineral obtenida del GLACIAR PETEROA, que corre de su natural acuífero hasta brotar en el manantial artesiano.

Proceso

La nula intervención humana, la planta absolutamente automatizada, la llegada del torrente por vía de ductos de acero inoxidable de grado alimenticio y su filtrado esencial, nos permiten asegurar que la pureza del agua envasada, se mantiene casi tan fiel a su naturaleza como en el origen mismo.

Con el cuidado especial en cada detalle, manteniendo el respeto y admiración por esta bondad de la madre tierra y admirados de su procedencia, procuramos traspasar esta maravillosa sensación de libertad, virginidad y nobleza a quienes deseen experimentarla.

 

El Agua

Finewaters

Si bien es cierto, no existe una calificación objetiva respecto del agua mineral a nivel mundial, hay ciertas características que le dan una clasificación especial, según señala Finewaters en su sitio web. 

En el caso de PETEROA, su bajo nivel de mineralización la hace sentir suave y neutra y el escaso nivel de nitrato presente, indica su origen virginal, casi nula intervención de agentes externos.  Estas condiciones naturales, nos permiten asegurar que su sabor, calidad y pureza le brindarán un placer inigualable.  

Certificaciones

Como en todo proceso productivo, los insumos, incluyendo los que nos brinda la naturaleza, deben ser analizados y estudiados en su composición y características para ser certificados como productos destinados al consumo humano. 

En este caso específico se realizó a los dos manantiales, “Lontuecito1” y “Lontuecito2”, existentes en nuestro fundo, del mismo nombre. 

El agua de ambos manantiales, inició su etapa de análisis en el año 2000, fecha en la que se determinó que se trataba de una fuente de agua mineral con excelentes y únicas características físico-químicas en relación a su nivel BAJO de mineralización, que le otorga una cristalinidad única y un sabor inigualable.

En Mayo del 2007, después de un largo proceso de seguimiento (bacteriológico, físico-químico y estudio hidrogeológico), se concluyó que esta delicada agua mineral, provenía de los deshielos del GLACIAR del Volcán Peteroa, en la Cordillera de Los Andes, Chile.

Con todos estos antecedentes, el agua proveniente de estas vertientes, fue declarada Fuente Curativa, por Decreto Presidencial.

Diseño

Las bondades de nuestra tierra, su majestuosidad y lo que sabemos de nuestros ancestros, son la inspiración  que dan origen a nuestra imagen corporativa.

La Cordillera de Los Andes, contrastada con sus hermosos planchones de hielo, la Araucaria que se eleva en sus laderas y planicies y el cristal de hielo, delicado, transparente y fresco, se unen en poesía bella y artística en el entorno que rodea el origen de nuestras agua. 

El cristal de hielo, qué mejor representación de la pureza de nuestras aguas. 

La Araucaria, árbol venerado por nuestros pueblos originarios, que en su honor, ha sido otra fuente de inspiración 

La Cordillera de Los Andes, montañas y volcanes, que recorren imponentes nuestra larga tierra, dotada de maravillas naturales puestas al azar. 

Esta trilogía representa en plenitud la sensación que queremos transmitir al presentar nuestro producto; extender la magia del agua hacia su exterior.

Si está interesado en conocer más de nuestros productos, complete el formulario de contacto lateral y responderemos su mensaje a la brevedad

Información de Contacto

Peteroa Waters
Chile